La identidad en los destinos turísticos

09/05/2011

El turismo es un sector que utiliza una serie de recursos homogéneos, repetitivos y comunes a los diferentes destinos turísticos. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo y se produce la evolución del mismo, es evidente que el turista monotemático ha prácticamente desaparecido. En estos momentos las estructuras productivas tienden a buscar constantes experiencias completas, que pasan además por ámbitos como la comida, las escenas urbanas, los elementos singulares, lo llamativo y diferencial. La propuesta de programas como el de “Destino en detalle”, pasa por integrar el destino con la realidad social, cultural y ambiental.

La idea no es sólamente embellecer el destino, sino tener identidad propia. Textualmente el manual de Buenas prácticas nos aconseja “mejorar la capacidad de tener un perfil diferenciado, reconocible, una marca basada en la imagen y otros componentes intangibles, que deben estar estrechamente articulados con el lugar. La imagen del municipio es un valor social, representativo y económico….La identidad caracteriza un destino frente a los demás, genera una idea de lugar en un proyecto a largo plazao. La identidad es también, el conjunto de los mejores recursos de adaptación al paisaje y el medio, a la historia, a la adecuación bioclimática de la edificiación y urbanización al clima, al lugar.”

Identidad, singularidad o calidad de la imagen percibida por el visitante y el ciudadano están integradas en el soporte físico de la ciudad y el territorio turístico.

Imágenes: 
La identidad en los destinos turísticos